domingo, 12 de octubre de 2008

Segundo y Tercer Cambio Trascendentes


La segunda revolución en la comunicación humana ocurre cuando se logra trasmitir, primero mediante dibujos y después mediante la palabra escrita, el pensamiento abstracto lo que conllevó avances tecnológicos que propiciaron una comunicación cada vez más precisa y detallada que hoy prácticamente existe entre individuos en diferentes lugares del planeta. El impacto de esto, en el conocimiento, es que permite resolver el problema de la recepción simultánea del mensaje en muchos destinos, evitando la distorsión de la señal cuando los elementos la reciben anacrónicamente. Sin embargo en este estadio no se pudo resolver un problema esencial relacionado con la interactividad pues aunque el emisor podía llegar a muchos receptores estos actuaban pasivamente como es el caso de la radio y la televisión, o solo uno de cada vez tenía la posibilidad de responder como puede ser el caso del teléfono.
La tercera revolución apenas esta comenzando y se debe a la posibilidad que ofrece Internet para la comunicación bidireccional con alto nivel de interactividad desde el punto de vista global y las nuevas capacidades que ha creado el hombre para comunicarse mediante el lenguaje codificado o programado, el software o los programas de computación. Hoy existe la posibilidad de realizar actividades más o menos complejas a partir de breves entrenamientos que nos capacitan para usar un software específico.
Ya se puede afirmar que Internet representa el mayor avance en la comunicación desde que el ser humano existe en el universo conocido, sobre todo por su carácter interactivo y porque hace converger a otras tecnologías de comunicación masivas como la TV, la Telefonía, etc., gracias a ella el retraso en la respuesta para la interactividad dejó de ser técnica. La Web (WWW) ya esta reconfigurando las sociedades más desarrolladas y en particular se presenta como un espectacular medio para el aprendizaje y la educación.
En este contexto se presentan dos poderosas fuerzas que en conjunción deben impactar contundentemente al aprendizaje y a la educación, por un lado la comunicación precisa, detallada, simultánea e interactiva a escala planetaria gracias a Internet y el lenguaje programado con lo cual la construcción del conocimiento con el aprendizaje centrado en el estudiante se convierte en el paradigma principal de la educación del tercer milenio.